Los príncipes conquistan “El Puerto”

Se cumplió el dicho y a la tercera fue la vencida. Juani Mieres y Pablo Lima acabaron con la racha triunfal de Cristian Gutiérrez y Matías Díaz y se proclamaron campeones de “El Puerto de Santa María International Open”.

Inobjetable y contundente victoria de los “príncipes” por 6/3, 6/2 y 6/3, ante unos rivales que no pudieron aguantar el ritmo y la velocidad que imprimieron los campeones, que salieron desde el primer minuto con los dientes apretados, sumamente concentrados, con hambre de triunfo.

Era la tercera vez consecutiva que se encontraban en la definición de un torneo, pero el final de la historia fue muy diferente a las anteriores. Esta vez los número 2 del circuito se mostraron superiores en todos los aspectos. Imprimieron otra velocidad, presionaron continuamente en la red y no dieron una bola por perdida. Lima fue una muralla infranqueable, no había por donde entrarle al brasileño.

Por el contrario sus rivales parecieron acusar el desgaste físico de la competición, tras la dura semifinal de ayer ante los número 1. Cristian sufría molestias en el gemelo que le impedía moverse con frescura y por eso tal vez no vimos ese continuo intercambio de posiciones que suelen realizar.

En el primer set, Lima y Mieres lograron sacar ventaja en el sexto juego del partido, rompiendo el servicio de Matías Díaz. Un set en el cual Cristian y Matías tuvieron escasas opciones de inquietar a sus rivales.

Las diferencias de intensidad y juego fueron aún mayores en el segundo set. Un arranque vertiginoso de Lima y Mieres, que consiguieron dos breaks consecutivos y una ventaja de 4-0 en el marcador.

El público disfrutó y no se cansó de aplaudir. “Qué espectáculo, qué bestias!!!” exclamaba uno de los asistentes, mientras la tribuna se volcaba con Díaz-Gutiérrez al grito de “ole, ole, ole” o el tradicional “si se puede…” en busca de una reacción que nunca llegó.

Las opciones más claras para los campeones de Coruña y Santander las tuvieron en el cuarto juego del segundo set, cuando dispusieron de dos bolas de break. A partir de allí todo fue aún más fácil para los príncipes que rompieron primero el servicio de Cristian en el séptimo jugo y acabaron sentenciando con otro break en el noveno.

Victoria más que importante para Lima y Mieres, en lo anímico y en lo deportivo, porque acabaron con el invicto de 14 partidos de sus “bestias negras” y recontarán un poco más las distancias que les separa de los número 1.

Ni la pareja de moda, ni la pareja del momento. Cristian Gutiérrez y Matías Díaz van en serio, no son flor de un día. Han encontrado un punto de equilibrio y compenetración que, sumado a la confianza que le van dando los triunfos, hacen de esta dupla una amenaza para cualquiera. Hoy lo sufrieron los mismísimos número 1 (4/6, 6/4 y 6/3), en una semifinal espectacular, que acabaron remontando para sellar el pase a su tercera final consecutiva y mantener un invicto de 14 partidos.

Ayer tenían ante sí a los únicos de “arriba” que no habían derrotado. El reto no era sencillo, aunque bien es cierto también que estos “reyes” no son los de inicio de temporada. Bela no está recuperado plenamente, incluso se temió por su presencia y dentro de la pista se pareció por momentos más a un “bailarín de ballet”, corriendo en punta de pie para no forzar más la planta afectada por la fascitis.

Y hasta el clima jugó a favor de Cristian y Matías, porque a medida que avanzaba la noche se hacía más difícil sacarla y el juego se lo llevaron a su terreno, a ese intercambio de golpes exquisitos que arrancaron los continuos “ohhhhhh” del público.

El encuentro estuvo igualado de principio a fin, pudo ser para cualquiera, pero dos o tres fallos acabaron siendo decisivos.

En el primer set todo se resolvió al final, en el décimo juego, cuando Juan y Bela rompieron el saque de Matías a la primera bola de set que tuvieron. Hasta entonces todo había sido de “trato cordial”, sacas tú y saco yo, con pocas amenazas, como si estuvieran estudiándose. Cristian y Matías fueron intercambiando posiciones, como es habitual, pero funcionaban mejor con Gutiérrez al revés.

Tal vez el momento clave haya sido el inicio del segundo set, nada más empezar, en esa bola de break que desaprovecharon los reyes en el segundo juego al saque de Cristian, porque al juego siguiente fueron los “chicos de moda” los que no perdonaron y rompieron el servicio de Bela.

Se recuperaron los número 1, en el sexto juego con el break a Cristian, pero no lograron consolidarlo al siguiente, volvieron a repetirse los errores y ya se esfumaron las opciones. El tercer set estaba firmado.

Caía la noche en Puerto Sherry. Más humedad y menos posibilidades de sacarla, por lo que todo se debía definir dentro de la caja de cristal, jugando al tiqui y taca, con dos maestros como Cristian y Juan Martín. Y ahí estuvo la diferencia final.

Matías acumuló todos los errores con su saque en el sexto juego. Del 40-0 pasaron a bola de break a favor de los reyes. Podía ser el punto de partido, pero la “dejadita” desde el fondo que intentó mágico Díaz al mejor estilo Federer se murió en la red y con ella toda posibilidad de break. Matías se redimió con un par de buenos golpes y se creció aún más en el juego siguiente, el que acabó definiendo el duelo.

Fue el peor momento de los número 1. Con el saque de Bela no dieron “pie con bola”, tal vez se quedaron pensando en esa gran oportunidad del juego anterior, y acabaron sucumbiendo. No consiguieron ni un juego más y sufrieron un nuevo break al saque de Juan Martín en el definitivo noveno juego.

La victoria que les faltaba a los “chicos de moda” para acabar de creérselo, para seguir haciendo historia, para ir en busca de su tercer título consecutivo… quien se los iba a decir.

Faltaron asientos y sobró emoción en la pista central de Puerto Sherry. Gradas a rebosar, un público divertido y entregado con el espectáculo, cuatro auténticos partidazos y la clasificación a semifinales de las mejores parejas del circuito World Padel Tour. “El Puerto de Santa María International Open” ha superado ya todas las expectativas y aún falta lo mejor.

Quedaron definidas las semifinales del Open gaditano y nos espera un duelo muy esperado por todos los amantes de este deporte: los número 1 ante la “pareja del momento”, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin ante Cristian Gutiérrez y Matías Díaz. El otro duelo por un lugar en la final lo protagonizarán los príncipes Juani Mieres y Pablo Lima ante los “puntanos” Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez.

Faltaban aún 60 minutos para el inicio de la jornada y las colas recorrían toda la explanada de Puerto Sherry. Había ganas de pádel y el “primer plato” prometía. Se veían las caras los número 1 ante los españoles Paquito Navarro y Jordi Muñoz,

El sevillano y el canario querían dar la campanada ante los reyes y para ello tenían el apoyo de casi todos los espectadores, que enloquecieron en el primer set, se ilusionaron con el break en el tercer juego del segundo set y acabaron rendidos ante la calidad de Juan y Bela.

No era la mejor versión de los número 1, se les veía “fallones” y apáticos, más allá de los problemas físicos de Bela que eran evidentes solo con verlo andar por la pista. Pero tienen ese “don” que les hace salir delante de las situaciones más adversas.

Perdieron el primer set con ese break al servicio de Bela en el noveno juego y un cúmulo de errores impropio para ellos. Comenzaron aún peor en el segundo, con otra rotura al saque del de Pehuajó. Pero al regresar del banquillo todo cambió. Lograron dos breaks consecutivos y una ventaja de 5-2 en el marcador que resultó insalvable.

Y lo mismo en el tercer set. Afloraron los nervios y la ansiedad en la dupla española y no desaprovecharon Juan y Bela ese momento para sentenciar la eliminatoria.

La historia será diferente mañana sábado. Les espera la pareja de moda, Cristian Gutiérrez y Matías Díaz. Están en racha, llevan 13 partido sin conocer la derrota y hoy volvieron a mostrar todo su poderío para superar con un doble 6/4 a Miguel Lamperti y Maxi Grabiel.

Fue un encuentro muy igualado, que se definió apenas con un break de diferencia en cada set. Incluso en el primero comenzaron mejor Lamperti y Grabiel que dejaron escapar una bola de rotura en el cuarto juego. Fue esta la única oportunidad de break que tuvieron en todo el partido ante una pareja que esta crecida moralmente, con una confianza increíble y jugando un pádel distinto, con más clase que potencia.

La otra semi…

Los príncipes Juani Mieres y Pablo Lima van en busca este sábado de su séptima final en ocho torneos, y a pesar de partir como favoritos son conscientes de todo el potencial que demuestran torneo a torneo Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez, que vuelven a semifinales luego de los tropiezos sufridos en tierras gallegas y cántabras.

Sanyo y Maxi lograron su clasificación tras derrotar por 6/2 y 7/6 a los míticos Seba Nerone y Gaby Reca. Un primer set espectacular de los “puntanos”, donde combinaron velocidad y precisión para destrozar a sus rivales.

Gaby y Seba entendieron que debían bajar la intensidad, porque a ese ritmo iban a seguir sufriendo. Por eso el segundo set fue sumamente igualado y la definición en el tie break fue lo más aplaudido de la tarde.

El público quería pádel y estos cuatro protagonistas se dejaron hasta la última gota de sudor en la pista para ofrecérselo. Y nunca mejor utilizada la expresión, porque antes de comenzar el tie break Seba debió pedir tiempo para cambiarse la indumentaria de pies a cabeza.

Por dos veces Reca y Nerone tuvieron la oportunidad de forzar el tercer set en esa muerte súbita que nos dejó los mejores puntos. Pero Maxi estuvo inmenso, seguro, pegando con confianza y siendo el protagonista en la definición.

Y llegamos al final de la jornada, donde Lima-Mieres dieron muy pocas opciones a la dupla hispano-brasileña, Aday Santana y Chico Gomes.

Las condiciones de la pista ya no eran las mismas. La humedad reinante quitó un poco de brillo a un encuentro que los príncipes tuvieron dominado en todo momento. Rompieron en blanco el servicio de Chico en el cuarto juego del primer set y conservaron la ventaja, para luego en el segundo ser aún mayor la diferencia.

Se acerca el final de “El Puerto de Santa María International Open”, y este sábado a partir de las 19 horas comenzaremos a descifrar quienes se jugarán el título. El espectáculo está garantizado en Puerto Sherry.

El intenso calor reinante en la bahía gaditana no fue impedimento para que el público acudiera masivamente a las instalaciones de Puerto Sherry.

Los número 1 del mundo, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin volvieron a demostrar su autoridad y certificaron rápidamente su pase a cuartos de final. Ganaron por un doble 6/2 a Javier Limones y Raúl Díaz. Por su parte los segundos clasificados del ranking, Juani Mieres y Pablo Lima, estuvieron muy sólidos y cometieron muy pocos errores en su victoria por 6/4 y 6/3 ante Agustín Gómez Silingo y Federico Quiles.

La única pareja española que sigue viva en el Open portuense, integrada por el sevillano Paquito Navarro y el canario Jordi Muñoz, derrotó por 6/2 y 6/3 a Gastón Malacalza y Alex Ruiz, y este viernes se jugará el pase a semifinales nada menos que ante los número 1 del mundo.

Este viernes, a partir de las 17 horas, comenzarán a disputarse los cuartos de final, en un programa donde destacan dos encuentros. En uno se enfrentarán Maxi Sánchez y Carlos Gutiérrez ante Sebastián Nerone y Gaby Reca, y en el otro los vigentes campeones de A Coruña y Santander, Cristian Gutiérrez y Matías Díaz frente a Miguel Lamperti y Maxi Grabiel.

RESULTADOS OCTAVOS DE FINAL

Díaz-Gutiérrez a Escalante-Company 6/4 y 7/5

Reca-Nerone vs. Gisbert-Bainad 6/3 y 6/3

Grabiel-Lamperti a D.Gutierrez-Moyano 6/4 y /76

J.M. Díaz-Belasteguin a R.Díaz-Limones 6/2 y 6/2

Navarro-Muñoz a Malacalza-Ruiz 6/2 y 6/3

Lima-Mieres a Gómez Silingo-Quiles 6/4 y 6/3

Sánchez-Gutiérrez a Lahoz-Jardim 6/4 y 6/4

Santana-Gomes a Calneggia-Derito 7/6 y 6/3

principes